Desde que WhatsApp incluyó entre sus funciones las videollamadas, son muchas las personas que optan por recurrir a ellas para sentirse cerca de quienes quieren: no cabe duda de que somos seres sociales. Sin embargo, esta aplicación no permite el intercambio simultáneo de vídeo y audio en su versión web por lo que únicamente puede realizarse mediante un dispositivo móvil. Así, Jitsi se presenta como una buena alternativa accesible desde ordenadores, teléfonos y tablets: no requiere de descargas ni instalaciones, no hay que registrarse, es gratis y su uso es muy sencillo. Además, cuenta también con un chat para intercambiar mensajes de texto.

   

Para crear una sala de reunión en Jitsi, tan solo hay que acceder a su web (www.jitsi.org) y hacer clic en “Start a call”. En la pestaña que se abrirá, se debe introducir el título que le dará nombre a la videoconferencia. Por último, al pulsar “Ir”, se accederá al interior de la sala que cuenta con un enlace propio. Este aparecerá en la barra de direcciones y habrá que entrar en él cada vez que se quiera realizar la llamada. Esto quiere decir que basta con crearla una vez porque el enlace permanecerá aunque no haya nadie dentro.

Una vez creada la sala, solo quedaría compartir el enlace con familiares y amistades para disfrutar de un espacio virtual de ocio. Quizás podría resultar divertido descubrir en grupo las herramientas de la propia web pues ofrece posibilidades como desactivar las cámaras o los micrófonos, cambiar la calidad del vídeo, compartir pantalla o expulsar de la sala a quienes se le haya pasado el enlace por equivocación o quien haga chistes demasiado malos.

Concluyendo, Jitsi puede ser utilizado por cualquier persona pese a que no cuente con conocimientos informáticos porque crear una sala requiere de cuatro sencillos pasos y, por otro lado, se accede a ella en un clic. Por último, hay que reconocer que para usar Jitsi desde el móvil conviene hacerlo desde la aplicación.